domingo, 23 de diciembre de 2007

(buenos aires, domingo 23 de diciembre, 4:04 pm)

¿Por qué Buenos Aires me despide siempre gris casi al borde de explotar en llantos?
¿Qué llevar y qué dejar?
¡Qué poco poseo y sin embargo cuánto pesa a la hora de la selección!
Estoy casi dormido embuído en una especie de líquido amniótico. Un plasma monocorde donde juego con las sombras que mis piernas reproducen en la pared descascarada.
Tengo un túnel dentro mío, sinuoso; áspero por momentos y por momentos con fragancias de mar o de montañas,con escaleras de peldaños cristalinos. Ningún fantasma habita esta delicia ahora.
¿Cómo hice para decapitarlos? ¿Renacerán? ¿Como un Quijote frente a molinos deberé enfrentarme con invisibilidades que pernoctan impuras y silenciosas esperando el crucial instante del neutro ataque?
¿Algo acaba esta tarde? ¿Mi voz en llamas necesita nombrarte boca nueva de besos nunca pronosticados? ¿Pensarás en mí? ¿Acaso escribirte sin nombrarte es pensarte? Y en todo caso, ¡qué sentido abstracto este pensamiento de pensarte!
No sé. De pronto perdí mi norte. Toda brújula es imperfecta. El reloj lo guardé dentro de la caja azul de plástico. La lluvia no caerá hasta que me vea desaparecer entre el oleaje asfixiante del gentío.
No es tristeza lo que siento, acaso una extraña melancolía diminuta como un grano de polen. Un campo extenso de girasoles que se abrazan unos a otros para- entre todos-mojarse las mejillas amarillas con la luz del sol.
¡Qué endebles mis metáforas han permanecido con la tonta pretensión de perfilar un estilo!
Escribo como quien vomita palomas mensajeras o panteras negras fuera de las jaulas o simples alambiques que decoran la ciudad tornasolada.
Enjambres de incredulidad.
Mudas paredes.
Tísicos relámpagos de piel pavimentada.
Lucrativo intercambio de babas para sentir placer en la puerta amorfa del deseo.
Y ensimismado, mi ángel cepilla las plumas índigas de sus alas. Borracho de soledad me observa doblar la ropa, bajar las escaleras, cruzar la avenida, mordisquear un chicle insalobre, evitar la fácil lágrima.
Me despido de mí-de mi ritual de la copa de vino, de la luna a través de la ventana- al menos por un tiempo.
No sé. Parece que extrañaré no sé qué cosa imprecisa. Tal vez sea sólo una necesidad: la de sentir y de creer que algo ha terminado para siempre.
Hoy nunca será mañana.

sábado, 22 de diciembre de 2007

tira dardos espumosos
la nena
en capricho de piel orquídea
pues nada de lo que es
existe
(buenos aires, sábado 22 de diciembre, 3:07 pm)

El barco de papel era pequeño, construído con una áspera servilleta en un bar de Córdoba y Suipacha.
En la vitrina de enfrente maniquíes desnudos; en la mesa contigua una pareja de gay franceses se sacan fotos constantemente y gesticulan incomprensiblemente.
En la copa de agua sumergo el barquito.
Pienso en un acuario. Pienso en escaleras mecánicas. Pienso en las líneas blancas de una ruta recorrida durante una larga noche.
Y al olvidarme un segundo, perdido en inverosímiles pensamientos,el barco de papel se ha undido, reducido a un manojo amorfo y deshecho por el aqua que terminó por devorarlo en apenas unos segundos.
Así, en mi corazón hay fortaleza.

viernes, 21 de diciembre de 2007


www.indigo-voy.blogspot.com

www.indigo-voy.blogspot.com
MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO...MUERE EL DIARIO.

martes, 18 de diciembre de 2007

(buenos aires, miércoles 19 de diciembre, 12:31 am)

DOS/MIL/SIETE

de mendoza a las vegas/de las vegas a mendoza/de mendoza a san salvador de jujuy/de san salvador de jujuy a la quiaca/de la quiaca a villazón/ de villazón a oruro/ de oruro a cochabamba/ de cochabamba a santa cruz/de santa cruz a cochabamba/de cochabamba a la paz/de la paz a sucre/de sucre a potosí/ de potosí a villazón/de villazón a la quiaca/de la quiaca a san salvador de jujuy/de san salvador de jujuy a salta/ de salta a córdoba/de córdoba a cosquín/de cosquín a córdoba/de córdoba a paraná/ de paraná a maciá/ de maciá a nogoyá/ de nogoyá a rosario/ de rosario a buenos aires/de buenos aires a porto alegre/ de porto alegre a canela/de canela a porto alegre/de porto alegre a córdoba/de córdoba a mendoza/de mendoza a córdoba/de córdoba a buenos aires/de buenos aires a mar del plata/ de mar del plata a miramar/ de miramar a mar del plata/ de mar del plata a mendoza/de mendoza a rivadavia/ de rivadavia a mendoza/de mendoza a buenos aires/ de buenos aires a río cuarto/de río cuarto a mendoza/ de mendoza a buenos aires/ de buenos aires a mendoza...

lunes, 17 de diciembre de 2007

de "Shortbus" (Dir. John Cameron Mitchell)

http://youtube.com/watch?v=cD4Xfj4icMQ
norah jones !!!!

http://youtube.com/watch?v=6DuPr3GuyvQ
http://youtube.com/watch?v=BdsHqwntOG8
http://youtube.com/watch?v=qPLIvuycQcE&feature=related
http://youtube.com/watch?v=WRKbRaFiwoE
http://youtube.com/watch?v=hdtioKfk9T8
raspa....CHAVELA VARGAS

http://youtube.com/watch?v=78li5r-aO7E
http://youtube.com/watch?v=1rvt4SW-2P4
http://youtube.com/watch?v=0gQ31m4Yt0s
http://youtube.com/watch?v=yQnNY8zMihs
CESARIA ÉVORA....(no more words)

http://youtube.com/watch?v=hW3sYHDkQgA
http://youtube.com/watch?v=8kSvZJx7v7Q
http://youtube.com/watch?v=IwoKchQojA8
http://youtube.com/watch?v=78li5r-aO7E

(Buenos Aires, martes 18 de diciembre,12.52 am)

Tus tres poemas "revelatorios" están marcando un nuevo camino en tu poesía.Esas palabras me suenan como a "deglutir crocantes caparazones de insecto" ; tal vez esten pidiendo menos piedad y más euforia, guarradas con olor a concha pariendo poesía que te deje en bolas, que deje a todos en bolas, y esta vez no soy un pretexto ni "el hacedor" de poetas.
Mi viejo, blanco y muerto cuerpo seguirá tendido en una alfombra entre humo y alcohol,frotándose de vez en cuando la entrepierna con otra entrepierna , música de Chavela Vargas o Madonna o Cesaria Evora o Norah Jones para que todo sea más melodramáticamente PUTO de lo que en verdad parece (¡cómo debe ser, coño!).
La ventana permanecerá ventana por siglos, aun sin mi mirada desde adentro.
El amor, ya lo dije, no existe (sería un asqueroso paradigma chato si existiese).
Esas palabras , las tuyas,tienen alquitrán para fabricar más caminos...tus palabras.Alquitrán y no debieras, pienso, endulzarlas con baba de caracol. O sí ; no sé tu fortuna ni devenires.
"Luna de mi exilio"... es tuya.Tal vez nunca fue un diálogo sino un soliloquio entre sordos.
El mar de abismos y de vértigos siempre está debajo de mis ojos achinados.Desde que nací a la pérfida luz , la tonta luz de mi mirada nívea.

la nieve
se derrite en ríos
que queman flores

domingo, 16 de diciembre de 2007

(buenos aires, domingo 16 de diciembre, 2:01 am)

En el mundo llenísimo de cosas, las palabras, débiles entes que creí poseer, guerrean entre sí y dentro mío con el concreto interés de liberarse, sin pretensiones de conformar ningún tipo de alianza entre ellas.La anarquía abstracta en mí.
Afuera, apenas si puedo pensar o pensarlas.Sólo me consume el deseo de abrirme.Un tajo desde la garganta hasta el pubis; rojo cierre reversible que se abre y salen desde el corazón, que es una jaula,todas las palabras acumuladas,como si fuesen palomas blancas y negros cuervos que revolotean y chillan en desorden en su liberalidad soñada.
La noche es reina.Entredormidas mis pestañas suben y bajan. "Wandering stars" de Portishead como un viento envuelve mi habitación.
Mis ojos como un río que se desborda haciendo desaparecer las márgenes que lo contenían.
Ninguna sombra, ninguna luz soy.
Tierra resquebrajada de un desierto super seco.
Una bruja transformada en mariposa choca contra el finísimo vidrio de un tubo fluorescente.
La carretera no tiene sonidos por largos intervalos.
Los perros, unos sobre otros, copulan y forman una pirámide orgiástica que nadie mira.
Contemplo el secreto nunca revelado.
Abandonos como moscas repugnantes aplastadas en el vidrio de la ventana.
Lluvia de caramelos en forma de larvas.
Domesticación del soliloquio.
Pluma de kerosén en el alero de la puerta de entrada.
Quejido de bebé desde una cuna oscura.Oscura como un pozo,como una tumba, como la cuenca de los ojos de un faquir, como tinteros vacíos, como títeres en una valija,como murciélagos presos en el día.
Fiebre en mi frente.
Mi labio aplaude el beso final de la escena.
Apago la luz, el cigarrillo, la música.
Sé que soñaré una tonelada.

viernes, 14 de diciembre de 2007

(buenos aires, viernes 14 de diciembre, 9:28 pm)

Cuando era niño el mundo era inmenso pero ahora que crecí y los caminos se extienden como raíces planas y blancas sobre la superficie del planeta siento que todo se reduce, se empequeñece y se contrae.
No hay modo,amigo, me digo; es el destino.
"Touché à tout".
Shamán de mi propio cielo donde las bengalas explotan en milimétricos trozos de fuego en colores brillantes.
El poeta Whitman con su barba llena de mariposas admirando los cuerpos pálidos de jovenes desnudos bañándose en las aguas del Mississippi diría: "Tremenda y deslumbrante la aurora me mataría si yo no llevase ahora y siempre otra aurora dentro de mí".
Como si dios se hubiese cortado con exactitud mística la uña curvada de su dedo meñique y ese pedazo descartado quedase suspendido sobre le bóveda celeste (¡oh, perfecto Shakespeare!), así la luna sobresale en altura y sin miriñaques, despreciando con su ojos semicerrados la cloaca acumulada bajo los edificios de Buenos Aires.

jueves, 13 de diciembre de 2007

(buenos aires, jueves 13 de diciembre, 9:10 pm)

Haber resistido todas las congojas me redime por completo de la textura ostra de las jaulas.
Como un orangután de amianto levanto polvareda con mis pasos incongruentes y el humo del cigarrillo lo expulso por las fosas nasales, tal cual aquel viejo truco que tanto divirtió a la gente en el circo y que me fue enseñado por medio de latigazos y el permanente castigo del domador al no dejarme provar bocado alguno al final de cada jornada.
Debo confesar, no sin un cierto dejo de orgullo pueril, que al principio, cuando llegué, fui un simio tremendamente grotesco,solitario, agresivo e irreverente, pero nada hay que el tezón y la codicia humana no pueda trocar con su poder y sus criminales actos que causan espanto hasta la más feroz de las bestias de mi reino.
Ahora que ya estoy absolutamente domesticado, y visto con cierta elegancia que a más de uno causará envidia y sorpresa y que, además ,soy libre, bebo un vaso de Coca Cola con limón en Avenida Santa Fé.
Otros simios me miran al pasar, me otean con sus ojos brillosos y murmuran cosas que no alcanzo a escuchar, y me sonríen.
Tal vez, deben recordar mis rutinas en la arena de la pista central que me tuvo prisionero de la mirada ajena.
Otra razón no encuentro a esos gestos de amabilidad desconocida.

miércoles, 12 de diciembre de 2007


1
el águila de su perfume
perfecta unción
en sacrificio

martes, 11 de diciembre de 2007


(buenos aires, martes 11 de diciembre,1:36 pm)

"El ojo blindado que me has regalado me mira mal,me mira mal"

¡Qué absurda entrega del tiempo! ...y me contradigo al decir TIEMPO otra vez;como si eternamente tuviera que aprobar un exámen de existencia cronometrada.Sumatoria de desconciertos, decepciones, cansancio, transhumancia paranoica por miedo a que la botella de agua quede al fin vacía. El agua del mar es imbebible, excepto para los suicidas. Peces en el aire gesticulan su parlamento de acuario.Exterminio de los cardúmenes.La fe y verosimilitud del teatro es una pausa en la acción,un leve gesto silencioso de las manos cortando al aroma de la luz, un apagón.Aplausos.La credulidad vive fuera de la piel. Björk me grita como una sirena electrificada.Intoxicación de sol afuera.Pulmones como mandarinas desgajadas que los pájaros picotean en desmesura.Explicaciones pueriles del por qué,del cuándo y del hacia dónde.¿Sumamos el para qué, el cómo y el cuanto? . La tarea es decir NO a lo que NO satisface ni provoca sueños. Algocón con sangre taponando las fosas nasales.Vapor de cloacas de ciudad pedante."Violenty Happy". Una mosca muere aplastada por mi zapatilla izquierda Topper. Devoro en diez minutos tres hot dogs y salgo.

lunes, 10 de diciembre de 2007

domingo, 9 de diciembre de 2007

(buenos aires, domingo 9 de diciembre,9:21 pm)

Apago el celular.Hoy no estoy o nunca existí.
Es domingo y camino desde el sol a pleno hasta la tarde que con economía distribuye entre las calles delicadas y refrescantes ráfagas de brisa que se escapan del río.
He visto a un viejito con la barba larga y blanca, su ropa blanca también,sentado en un diminuto banco, tocando en su flauta dulce una melodía paupérrima pero liviana.E imaginé de pronto a un personaje escapado de los cuentos de Charles Dickens,surrealistamente en medio de la peatonal Florida, solitario y sin lograr rescatar la atención de los transeúntes, sobreviviendo allí, ignorado por otros e ignorante de todo cuanto sucede a su alrededor,sólo embelesado por esas tenues notas que el ruido de la ciudad aplasta.
Y la ciudad desnuda sus piojos y pirañas: su imponencia de luces, edificios con ventanas que enfrentan a otras ventanas, multitudes buscando en las vidrieras de los negocios alguna nueva adquisición para su miserable vida de consumo masivo en pos de la felicidad publicitada.
Tangos electrónicos y chicas alemanas miopes comprando mates;artesanos con opacas rastas decoloradas ofreciendo collares de piedras,tapices de lana comprada en ofertas en algún negocito de Once,retratos caricaturizados en el momento,pipas de acero inoxidable talladas con motivos incaicos o barquitos de madera finamente confeccionados encerrados sin mar dentro de botellas de Legui.
Bajo un palo borracho ,como un marciano que se sostiene en medio de la 9 de Julio,frondoso en su orgullo vegetal, un policía teclea en su teléfono mientras a su alrededor, en la avenida,se desparraman con locura los automóviles.Escupitajos de guanaco en sillas de rueda.
Me descalzo tímidamente y el pasto me pincha la planta de los pies.
Acabo de mirar "Ciudad no muy extensa" de Clorindo Testa.
Ahogo un grito.Desparramo por mis venas el aire para que me recorra como la sabia al arbusto más ordinario de la maleza; y la respiración controlada ya me redime de huir despavorido del espanto de tanta lejanía y de tanta soledad.
¡Alguien soy debajo o detrás de la galaxia!
Y la elección de este camino, absolutamente mía,no puede producirme tristezas ni desmayos repentinos de dolor.
Mi fortaleza es mi mente.
"Nam-myojo-rengue-kyo".
Más de un suicida acumularán las crónicas periodísticas mañana o los sumarios policiales.Morgues de cloroformo donde identificar ausentes sin previo aviso.Repugnancia por el hastío ajeno.Incomprensión humana. Desolación eterna.Historias de adioses de los que nunca dijeron adiós.
Guardo mi lapicera como el equipaje crucial y voy hasta mi neutro hogar. Pocilga de poeta malparido y fracasado. Literatura snob y chata que no mudará en emociones ajenas.
La tinta, pienso ahora, un día se acabará y entonces me desintegraré en un mar muerto de palabras o compraré otra nueva para seguir registrando todo cuanto no sucede en el corazón que se añeja como una breva madura fuera de estación.
(buenos aires, domingo 9 de diciembre, 3:02 pm)

"NO, MI CORAZÓN NO ESTÁ CORROMPIDO.ES DÉBIL,DEMASIADO DÉBIL...PERO EN ESTO ¿NO HAY CORRUPCIÓN?"
("Werther", Goethe)

Evado las palabras claves del universal vocabulario humano, como buscando torpemente anclar en un blanco desierto sin sonidos ni sus consecuentes magros ecos en trizas de porcelana.
Desearía borrar de la memoria y la conciencia toda huella estampada en el camino de los discursos.No reinventar ni redimir: BORRAR.
Aquel amigo que llevaba en nuestra adolescencia su guitarra semiacústica a cuestas sin saber sacarle ni siquiera un solo acorde dormita hoy bajo los cascotes de una tumba que jamás visité para no llorar la pena del destierro en que nos sume quienes se caen.
(Recuerdo casual del cumpleaños de Pablo, hoy).
¿Y cuando yo me vaya?
¿Escanciaré el vino color rubí dentro de la copa, besaré la punta helada del cañón del revólver y pensaré en el último instante de mi aire en aquel mediocre nombre que me ha persiguido todo este tiempo como una sombra del mal?
Hoy hay sol, mucho. Saldré a disimular mi ceguera impar unos momentos.
Demostraciones en las cosas prematuras. Apocalípsis diminutos como válvulas de escape a la razón transfigurada.Choque de galaxias hermafroditas en las cutículas de las invisibles uñas de dios.
El color gris invernal del mar, el azuloso paredón de las montañas,el multifacético verdor de los bosques: ¡todo eso ya lo vi!
¿En qué recóndito lugar de la memoria me volveré olvido?
Pálido el diálogo de mi rostro mustio frente al manifiesto del espejo plano.
1
mudez de ventiladores
cuando el corazón vomita
crines de caballo

2
odio embiste
porcelanas oculares
la chota primavera

sábado, 8 de diciembre de 2007



(buenos aires, sábado 8 de diciembre, 5:16 pm)

Agotado el cielo de esa puerca luminosidad que aplasta se viste esta tarde con encajes y tules grises.Todo parece a punto de caer.
Todo lo que duele lo subsana el dormir, me digo.Y duermo por un siglo.Pero confabulan en mi contra pesadillas ahi dentro: de pronto por todos lados aparecen cucarachas del tamaño de lauchas, con sus patas veloces y sus antenas como aguijones, y las aplasto con vehemencia, al borde del desquicio,y después con un martillo pequeño destrozo a golpes los marcos de puertas y ventanas hasta desvencijarlas y sacarlas de su lugar, y luego arremeto con furia y asfixia contra la pared de ladrillos carcomidos por la humedad.
En mi esfera cuadrangular de moho y sahumerios con perfume a mirra despierto agitado, bebo a las nueve de la mañana la copa de vino tinto que ha quedado intacta cuando me dormí.Por la ventana el amanecer enmudece mi ánimo.
Mi alma viaja ahora por rutas inasibles de otro continente al compas de "Epitaph" de King Krimson.La carretera es larga como un beso de amor primario en un bosque que jamás volveré a oler.Ni tampoco beberé aquel gusto de ciruelas que tu boca de cloaca masticó en obvia referencia a mi corazón arrancado de cuajo de su provisoria jaula de liberalidad nonata.
Metáfora nula.
¡Ojalá mueran todos los putos pájaros del mundo a la misma vez y caigan sus cuerpos como piedras sobre la tierra!
¡Sí, ojalá mueran todos en esta puta y negra hora!

viernes, 7 de diciembre de 2007





(buenos aires, viernes 7 de diciembre,4:50 pm)

No querer que la paloma mustia sangre en el pecho henchido en sabores de aires ya recorridos en tiempos de ruta migratoria.
Reposar en un nido párvulo sin liendres de amor nauseabundo picando la piel debajo del plumaje.
Revelarse constantemente contra lo no sentido, contra lo por jamás sentir, y no inventar ilusorios pasadizos secretos hacia catedrales de espuma electrificada en búsqueda del shock emocional.
¡Oh, melodrama impuro, al fin he aprendido tu lenguaje insípido!
Decir NO y decir SI.
No hay miedos ni grietas nuevas en la comarca.
Claridad en los ojos cuando se cierran y todo el mundo del afuera se duerme en ciénagas opacas.
Las antenas sobre los edificios, como laxos esqueletos de lata,reciben señales prefabricadas por satélites de hule o de esperanto.
Rojos los caminos transitados con pena quedaron muy atrás; un iglú de cactus en el continente blanco,casi como en un cementerio ebrio y sin memoria.
fauno
en bosque de nicotina
medita su otredad
mastica gemas
sin pulsación

jueves, 6 de diciembre de 2007

(buenos aires, jueves 6 de diciembre, 3:13 am)

Poema de la turbulencia(mía)
_____________________

en bruma marina ígnea tormenta /ámbitos /aleatoria unción de brillantes esferas/danza circular del misterio/en perspectiva la estrella nevada/con dientes de león/ nación electrostática crea/en mis pupilas bordeaux/oh/hacia aquel sinuoso horizonte/matriz de gemas/en torbellino sepia/en tenue intermmitencia/oh/caleidoscópico túnel tiempo/químico loto/turbulencia en calma relativa/y el spray onírico flota arácnido/tu vida de fresa/ (ja) /pensamiento de cueva subterránea/en cutánea vuelta al mundo/ojo de algún huracán/como partícula giratoria/danzo la ondulación de llamas/punta de ameba /en caída veloz/oh/nombro el agua /con las burbujas platinas/vértigos/nísperos/salpicaduras del niágara/y en bitácoras equis /anoto cosas

martes, 4 de diciembre de 2007

"MI ALMA ES UN HORIZONTE NEGRO, VASTO VÉRTIGO ALREDEDOR DEL VACÍO,MOVIMIENTO DE UN OCÉANO INFINITO EN TORNO DE UN AGUJERO HECHO EN NADA, Y EN LAS AGUAS QUE SON MÁS REMOLINO QUE AGUAS FLOTAN TODAS LAS IMÁGENES DE LO QUE VÍ Y OÍ EN EL MUNDO-ALLÍ VAN CASAS,LIBROS,CAJONES,RASTROS DE MÚSICA Y SÍLABAS DE VOCES,EN UN GIRO SINIESTRO Y SIN FONDO . (...) SOY EL CENTRO QUE NO HAY EN ESTO SINO EN VIRTUD DE UNA GEOMETRÍA DEL ABISMO;SOY LA NADA EN TORNO A LA CUAL ESE MOVIMIENTO SE CUMPLE,SIN OTRA FINALIDAD QUE LA DE CUMPLIRSE, SIN QUE ESE CENTRO EXISTA, A NO SER COMO ALGO EN LO QUE TODO ESE MOVIMIENTO CIRCULAR CONSISTE"
(FERNANDO PESSOA)

lunes, 3 de diciembre de 2007

(buenos aires, domingo 3 de diciembre,3:49 pm)

Como un golpe en seco que parte al cráneo en dos.
Como un túnel laberíntico o como telas de araña cubistas.
Como una limonada devorada después de atravesar el longevo desierto de adelante de los tiempos.
Como una ventana que se abre para observar sobre los edificios la silueta de la luna menguada envuelta en brumas.
Como desorden emocional que deriva en la ingesta de mortíferas píldoras o en ese vidrio cónico verdoso tajeando la blanca superficie del antebrazo.
Como toneladas de hojas resecas acumuladas adentro del placard.
Como la humedad del sexo en leche tibia desvergonzada deshilachándose en taquicardias níveas.
Así.Así.Así.

viernes, 30 de noviembre de 2007

(buenos aires, sábado 1 de diciembre, 1:26 am)

Parece ser que todo lo numérico es potable.
Por ejemplo, hoy tengo 38 años y 268 días, cosa que cambiará dentro de 97 días exactamente cuando, sin pretenderlo siquiera, alcance el número 39 (¡Ay de aquellos que ignoren que mi edad se eternizó en el número 35!).
Nací en la ciudad de Godoy Cruz, provincia de Mendoza, un día sábado 8 de marzo a las 15:45 horas, en algún quirófano de Maternidad del Hospital Español.
Hasta este momento he vivido:
- 14.147 días
- 2.021 semanas
- 465 meses
Mi nacimiento quedó regido por el signo de Piscis(agua) con ascendente en Cáncer (agua) y con la luna en Escorpio (agua).
Gallo de tierra,me definiría el horóscopo chino.
Semilla Amarilla, el maya.
En mi última encarnación terrena (¿hay otra que no lo sea?) dicen que fui hombre y que viví en zonas de lo que en la actualidad se conoce como el norte de la India,Asia, cerca del año 1425 d.C.
También parece ser que fui un hombre dedicado a las obras de infraestructura pública: construí caminos,casas, templos y catedrales. Fui poseedor de una leve mente científica y busqué en forma pertinente nuevas explicaciones(ignoro aun con respecto a qué cosa),y si bien aquel entorno no me comprendió (¡algo me suena repetido!) fui merecedor del respeto ajeno por mis humildes conocimientos.
Ignoro la fecha exacta y la edad que acumulé al morir aquella vez, y mucho menos las causas, pero volví a encarnar ese cálido preotoño de 1969 en América del Sur (¿qué habré hecho durante más de cinco siglos?) y mi destino de encarnación terrestre actual está ligado al estudio (¿sigo buscando explicaciones?), práctica y uso de la sabiduría de manuscritos sagrados( ¡Oh perdón, todo se me ha traspapelado desde los 6 años en adelante!): sólo me quedan algunas hojas de Kerouac, de Kavafis, de Kafka... (¡Todos con k!).
De todos modos,todo cuanto he de hacer en esta encarnación (yo aseguro ,por todos y cada uno de los dioses que jamás existieron a lo largo de la historia hmana, que es ésta mi última encarnación terrenal y después vendrá la Nada con perfume de limones), todo cuanto he de hacer, decía, será esa pragmatización de sabiduría que deberé desarrollar a través de una profunda fe (¿en mí?) y de un arduo y constante trabajo.
Amén.






(buenos aires, viernes 30 de noviembre, 10:48 pm)

"MI PRAY PER TO MIN GUARDYANGO KE NUNKA KUITE MI"
(Yo rezo permanentemente a mi ángel guardián que nunca me deje a mí)

Como una oscura partícula indeleble las horas últimas de los días últimos se mezclaron en marabunta de palabras, y transcurren entre la ensoñación adormilada y una bestial imantación por la luz lunar de cada noche.Luz que parece querer partir los caminos.Rizomas de palabras en el orden cósmico.Eco de pajaritos en la distancia.
Un tren esta noche encierra lejos de aquí la inmensidad de dos ojos que nunca ví.
Todo parte; es un partir de irse y no volver.Como puñados de fina arena escurriéndose entre los dedos o pequeños grises peces que evaden la red y la captura.Así mi corazón se nubla y late frágil y desnudo sobre el mundo.
¡Oh, la sed por saborear la limonada de tu boca! ¡Qué espanto!
En el espejo en que me miro tengo la misma cara que tendré mañana.
¿Acaso el tiempo es matemático?
¿Y si subiera de pronto al barquito de papel con una copa de vino negro en la mano y desde la proa dar la espalda a la ciudad de los hombres y fijase sin dolor , como anclas de piedra pómez,mis lacios ojos hacia el horizonte que me llama a gritos desde hace siglos?
¡Porque otra vez tener miedo, no!
Quiero escuchar una canción que resuma el adiós definitivo del espanto que atrevesé en penumbras ayer (AYER) y una rodaja de pan para no morir de hambre.





miércoles, 28 de noviembre de 2007

martes, 27 de noviembre de 2007

1
oh!
líquidos páramos
alma como pez en el acuario

2
pregunta ameba de la soledad
con boca de brea
y tacto de pulpo

lunes, 26 de noviembre de 2007

viernes, 23 de noviembre de 2007



(buenos aires, viernes 23 de noviembre,2:09 am)

Nada de todo esto ha sido creado o construido para mí.Mis ojos enajenados lo supieron todo apenas hubieron desvirgado sus membranas párvulas aquellos primeros dolorosos montículos de luz.
¡Extranjero soy en trance nómade!
Y chocan mis deseos de gritar contra los bloques de hierros, cemento y cristales que proliferan en su desquiciante paisaje urbano.
Estas baldozas no se colocaron aquí para que mis pasos dejaran sus huellas indelebles. Este teléfono público bajo la sombra de un solitario palo borracho jamás proyectará mi voz controlada desde los satélites que orbitan el mundo.La mesa de ese bar en el rincón junto a la reproducción en cartón brillante del beso de Klimt en perfecta armonía con el colorado suave del mantel, nunca sostendrá mis codos al leer un periódico ningún domingo. Esa verde manzana en su canasto de mimbre está destinada desde hace siglos a ser deglutida por otra mandíbula mas bella y menos sarcástica que la mía. Esa butaca que está a mi lado en el cine de Diagonal al 1100 guardará en secreto la emoción de otra alma que no es la mía.
Sólo ésta copa de vino agridulce del Valle de Uco; el humo del Benson & Hedges cubriendo mi habitación con su azulada danza;el ángulo desde el que observo con la ventana abierta la punta diamantina de esa luna de noviembre, redonda como una perla estática; la desnudez de mi cuerpo blanco sobre las sábanas recién lavadas; el teclear de los dedos de Thelonius Monk sobre su piano;ésta negra lapicera Bic que guardo como un tesoro y que corre sobre el papel como un conejo amorfo desesperado por llegar a su madriguera húmeda;todo esto, sólo esto, ha sido creado para mí. (Y lo poseo con vehemencia).
Y una soledad infinita como una raíz debajo de la tierra y un desamor que disimulo a cada instante y la insonoridad de mis alas de ángel colgadas de la percha junto a las camisas...
¡Pretencioso ,único y puro, ángel!
¿Qué más?
Sólo los instantes me salvan a veces de morir.
UNA NIÑA QUE LLORA TROCITOS DE MADERA



La inexplicable manifestación corporal ocurrió en la localidad de Colonia Liebig, en Corrientes. El inicio de las extrañas lágrimas tuvo lugar el sábado pasado y desde entonces la niña no cesó de segregar el material
Para la Unidad Regional VI de Ituzaingó, no existe explicación lógica para que una niña de nueve años llore astillas de madera.El inefable suceso ocurrió el sábado pasado en la localidad de Colonia Liebig y, según las fuentes consultadas, la pequeña de nueve años comenzó a tener las misteriosas segregaciones de un momento a otro.
Según difunde el portal Corrientes Noticias, la persona que la atendió aclaró que se tratan de "trocitos de madera, no lágrimas con astillas".
"Nosotros estamos asombrados, eliminó muchísimos trocitos de madera, no están muy congestionados. La menor vive en la parte poblada de Liebig. Son trozos de madera tipo yerba", explicó uno de los testigos.
La segregación "sólida" comenzó el pasado sábado y a partir de allí la menor no pudo contener las inefables lágrimas.
Néstor Anocibar, juez de Instrucción de Ituzaingó, avaló los hechos y confirmó que la niña de nueve años segrega pequeños trocitos de madera.

martes, 20 de noviembre de 2007



1
acotado murciélago
en piélagos
sin luz

2
cápsula y ardor
acontecen en la lejanía

3
girasoles de hule
copa sin vino sobre la mesa

4
noche magma
tristeza desnuda
con sus tetas duras como campanas

5
¿todo hombre
necesitará un cráter de amor
para atestiguarse?

6
help me!
la cerradura grita
su horror en llaves de virulana

7
mientras el enorme mundo baila
un mosquito en mi habitación
goza su acotado rojo imperio

8
hoy estuve en un jardín hermoso
y lo pensé desde un abajo

9
incapaz la crisálida de vomitar
ocaso y alba
putea su destino de trapo

10
me comería entero
si mi boca tuviese corazón

11
palabra:
éter paradoja
hueco
radiografía velada
insana putrefacción
bengala orín

12
tos de miel
mi verga carrusel
es nada

13
los puentes
las puertas
los caminos
los pinos de leche aciaga
los eucaliptos
(todas palabras)

14
tajo la luna
tiene calor de espina muerta

15
¿satisfacción voluminosa
creer que algo es cierto?

mi culo de papel
en un poema hermético

16
alga bucal
como teta chupada por recién parido

17
juguete pene
en la repisa perdurará

18
antes de mí
yo llegué primero
al sexo ciudad

19
de ese pozo salí
en ese pozo entré
mas alguien robó las escaleras

20
olvidé decir lo que decían
la puerta de mi habitación
tiene escrita tres veces
la negra palabra no

21
sé mirar a través de la ventana
la lenta lluvia
que una estrella menstrúa
pero hay dedos que se enroscan
para golpear

22
¡viene el amanecer
con cascotes y alfileres
en el bolsillo!

lunes, 19 de noviembre de 2007

domingo, 18 de noviembre de 2007

(buenos aires, sábado 17 de noviembre, 11:20 am)

En la estación de trenes retumban hasta los más ínfimos sonidos.
¿Retumbará también mi pagano silencio que atorado atesora muros, bolitas japonesas de colección,palomas,butacas de cine,nichos de cementerio,carnavales en la esquina,tetas, agujas de tejer,libros,escaleras,crucigramas,vergas en penumbra,montañas,cactus,subterráneos,ropa tendida,llanto con mocos acuarelados,beso equivocado en el bosque,mar de invierno,pedazos de palacio inca,gestos de gato asustado,inodoros putrefactos,helados de pistacchio,copas de cristal vacías, sueños?
El tren avanza como una vaca testaruda que prefiere seguir pastando. Los limosneros inventan mil maneras de obtener limosnas.El poder muestra su opulencia con envergadura indeterminada.
Mi corazón es una hamaca vacía en el arenero de la plaza.El día es gris como una rata con tifus.
En el vidrio del vagón en el que viajo alguien dibujó un corazón que encierra las palabras "tu" y "yo".
Ninguna cara es la misma cara nunca.
¿Cómo será la mía?
¿Asustará, impresionará,enternecerá, aparentará confiabilidad, desorden, o generará deseo, misterio,rechazo,asco,pena,imantación?
Las ruedas sobre los rieles chirrian y parecen grillos aplastados que gimen todos a la vez la tortura incalculable de sus insignificantes cuerpecitos que crujen y se despedazan.
Todo se arma de a pedazos y después, lentamente, de a pedazos cae.Vuelve a caer.
Reciclo en mi memoria los vacíos que acumulé y que condené al destierro.Ellos, fuera de mí,rencorosos del castigo,son negras panteras acechantes en la espesura de las sombras, a la espera del mínimo descuido de mi alma.

sábado, 17 de noviembre de 2007

jueves, 15 de noviembre de 2007


"MIENTRAS MIRAS ESOS OJOS DE VIDEO TAPE"


(buenos aires, viernes 16 de noviembre, 12:03 am)

Caos-orden-caos-orden-caos-orden.....no tiene sentido esa premisa cíclica. Algún puto ser externo y sin esencia material nos metió en este tsunami que es el mundo .Y ¿qué? ¿Acaso nos queda gritar corriendo de espanto atravesando un puente?. No es circular el SER para nosotros , me dice una voz ajena, simlemente (oh reducción!) es sólo al comienzo de algo que luego será edénico .
¿Cómo es posible tener o mantener a esta altura de la historia un pensamiento edénico me pregunto? ¿Pensamiento de futuro edénico?
¡¡¡Una carretera para vomitar los siglos, por favor!!!
Mientras tanto, en mis catacumbas,un tánatos rebelde zapatea malambos en mi corazón y lo onírico de otrora hoy es un pretencioso juego de falsa reminisencias kafkianas .
Vamos a ser dos peces libres en tu océano magico , dice la voz que ignora que siempre viviré nadando en mi razón ecléctica.
Harto de palabras chatas y uniformes fui a la disqueríaa cercana y compré un disco de piano de Thelonius Monk : no more words. Ya lo decia Hamlet :"words ,words, words..."
"Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne".
Negro existencialista estoy. La luna es una rajadura de juguete entre las nubes.
"ojos de mar
boca de niño
rojo ciruela
el crepúsculo habló
y dijo secretos insondables
mi piel de lagartija
fría como un mapa abandonado
adora mirar las llamas de la hoguera"

criptonita
minuto shock
camino en círculos
preso del aire
gravito pan
en forma de beso acuático
tierra multiforme
expande
diástoles rojizos
sístoles de tren
en paraísos que parpadean
explotaré una vez

martes, 13 de noviembre de 2007

(buenos aires, miercoles 14 de noviembre,1:05 am)

La interioridad del paisaje es a veces exasperante para los extranjeros de mi alma que por primera , y tal vez única, vez arrivan con espectactivas que ignoro;pero nada puedo hacer, el jardín de adentro lo esculpió el viento y tiene su propia sabiduría creada del roce forjado entre los roces de cactus y tréboles. Jamás nadie amaría la leche y la sangre a la vez.
A veces un parpadeo , que en tiempos terrestres equivaldría a medio segundo o tal vez milésimas de éstos, puede que bajo otra lectura sea una eternidad . Llegado el caso, todo dependería de lo que cada uno pensó o vió cuando las pestañas como alambres finísimos envolvieron en silencio el cerco de la visión.

lunes, 12 de noviembre de 2007

sábado, 10 de noviembre de 2007



(buenos aires, domingo 11 de noviembre,1:02 am)

"carambolas hace el bichito diminuto sobre el foco que desparrama una luz amarilla recién vengo de caminar veintisiete cuadras seguidas y sin detenerme a respirar la calle está fría como un polo dentro del bolsillo la porcelana de tus dientes manchados gira en mi memoria y se que no debo pero te sueño y los ojos tuertos de aquel puto almibarado los desprecio por innobles y por no tener alquimia verdadera el viento cruje raja su ira trasnochada viejitas rococó cenan en avenida de mayo con dentaduras postizas en los postigos la jaula del pajaro tucán amorfo quedó cubierta con una franela anaranjada y las catedrales exhalan un vaho de sombras paupérrimas y anónimas que jamás tuvieron durante siglos ningún ánimo de proteger a nadie en sus escaleras olor a destierro y orín de perro enjuago mi pena de la punta de mis labios y amarga el ardor de estar solo con un cigarrillo detrás del otro la cara del kiosquero tiene granos negros y una camisa que abierta muestra parte de su cuello como un bofe transpirado y pido halls de uva y un parliament veinte box y nada más gracias querés veinticinco centavos le pregunto y no escucha y esas serán las únicas palabras que diré esta noche y mejor me abofeteo la nalga derecha que se me llena de hormigas que me pican por dentro o será que me habita una marabunta escuálida que cada tanto se despierta y en la esquina de mi habitación menos mirada mi ángel sin sombra permanece callado observándome vaciar un litro de merlot o de malbec cada noche y hace unos días cuando soñé que estaba viviendo en una casa cubierta de agua y desperté gritando se acercó me tocó la frente palpandome la fiebre y colocó un cd y me relajé porque sabía que escogería la música adecuada y un tormentoso inicio del piano de Béla Bartók que después se transforma en brisa sobre la planicie como si después de un trueno que hace estremecer las paredes y los techos la lluvia cayera mansamente y en silencio sin ser paranoicamente estridente y pienso en la diferencia entre un cordero de lanas y un cerdo de pelos duros a la hora exacta en que serán sacrificados el silencio de uno y el griterío del otro qué será de todo esto que se me escapa de los dedos como una corriente sanguínea que va de mi cerebro en atómicas descargas y termina en las nervaduras de las yemas de los dedos sobre este teclado prestado que no es mío pero que hago mío porque algo en este puto mundo me pertenece y no soy un niño en la bañadera ni un adolescente escuchando Sonic Youth ni un casado con su señora esposa en un cumpleaños de quince comiendo una torta de chocolate ni un viejo en un asilo mirando el arbolito de navidad y tratando de recordar cómo se llamaba el primer jefe que tuvo en la estación Luzuriaga cuando se enamoró de los trenes allá por el cuarenta y siete y la ventilación me seca la nariz como si atravesara el desierto más seco del planeta y quiero dormir o vomitar este asco repentino que ha creado una culebra de pús que viaja de mi estómago a mi esófago y odio los puntos finales cuando la construcción lingüística es una verga fláccida que se guarda dentro del calzoncillo y se cierran los párpados y el cuerpo entero se transporta hacia el sueño o como alguien dijo acerca del sueño algo como el territorio más próximo a la muerte o el ocaso de la rosa de los vientos oh la mierda de ensoñación de la rosa de Coleridge y su pretensión romántica de puntos cardinales inexistentes excepto por las onomatopeyas que circulan por los satélites que orbitan y rastrean despojos de amor y me harta la codicia que se enferma por tener felicidad y digo fin del día de hoy"
"la profundidad es un vástago amarillo hilo desabrido en forma de himno que las monjas cantan charlatanas en chancletas y camisetas de ecuador en pútridas mortajas con perfumes de naranjas fritas las poetizas de otredad en verdad dijeron que la nada es nada y ramificaron la sal de la sed en el humus complejo del párvulo ojo masculino diamantino y fino desde el fondo de toda copa de vino me clasifico ausente innerte en muerte latente y festejo la borracheras de mil eras que se acoplan y resoplan en mi oídos: hoy no irás hoy no irás hoy no irás"

viernes, 9 de noviembre de 2007



impreciso el estío
teje mares muertos

caléndula de amor
o el bonsai tsunami

ah horas mudas
cuando dentro del océano lactal
eliminé lo inmediato:
vuelvan!
oh vuelvan!
vuelvan a mí!

me visto y me desvisto
reloj que implora segundos
anacondas de beso duelen
como todo ayer
no deshecho en polvos

(buenos aires, viernes 9 de noviembre, 3:28 am)

Parque inundado de mosquitos frente al Hospital Garraham. Tercer encuentro. El cielo arriba se expandía como una esponja nueva en el agua.Entre difusas nubes, como últimos despojos de una tormenta efímera, se abren paso entre los edificios que parpadean un centenar de estrellas que iluminan tu ojo derecho y tu ojo izquierdo por primera vez.
Me ví como revestido de escamas de oro; plumas de oro, sin la osadía de recuperar la elementariedad de Ícaro.
"Algo" de pronto viene hasta nosostros mientras nos besamos con los ojos abiertos y mudos de tejidos extraños a mil años luz de este territorio. Las bocas sienten el ardor. Beso consumado.Y ese "algo" que de inmediato llega como un monstruo invisible, un maleficio insospechado,y nos agrede con gratuita violencia. Irrupción de pedradas sobre el cristal esmerilado.
¡¡¡Crash !!!
El mundo suena como una torre de vasos que se hace añicos.
Con esa asqueante desmesura de cobardía ante quienes indefensos construyen castillos en la arena, ese "algo" nos rebota en las mejillas, nos patea el culo, nos muele a latigazos en la espalda.
¡¡¡Crash!!!
¡La putísima madre que los remil parió!
Es una película clase B.
Ahora en el interior de un patrullero con olor a sahumerio pareciera sentirme protegido. Policía: ¿el útero de las nuevas sociedades descontroladas?
¡¡¡Crash!!!
Ninguno de los dos polis me hablaba; mis ojos revolvían la ciudad a través de las ventanillas del auto. Estabas en otro patrullero buscando también a ese "algo" que irrumpió y dividió la noche en dos, en tres, en mil pedazos.
No se cuánto tiempo estuve allí dentro dando vueltas y los polis frenando en las esquinas, arremetiendo con sus faroles de luz brillante y diciéndome: -"¿Son éstos?".
No ,decía yo. (No se nada, decía yo por dentro).
Y así perseguimos sombras raquíticas,caras deformes alrededor de hogueras improvisadas con cartones, olor a marihuana que ya no se disimula,ojos de ratas que brillan de odio y que ocultan sus dientes y aprietan las piernas en sus jeans sucios.Caras sin piedad ni capacidad de relacionar las crueles formas esenciales que mantienen vivo a este sistema de mierda.
Pero yo no tengo la culpa tampoco, me digo.Yo no.
Sobre los lustrosos adoquines de la noche la patrulla que me transporta emite intermitencias de luz azul y blanca que rebotan contra amarillos paredones meados y con retazos de carteles de publicidad política.Uno de ellos dice: "Sabemos lo que falta. Sabemos cómo hacerlo".
Enciendo un Parliament sin preguntar si puedo.Las puntas de mis dedos se queman. No tiemblo. Estoy en la captura, soy un zorro detrás del conejo.Huelo la victimización en la que nos construyeron enemistados.
Y ahí estaban de pronto, sólo cubiertos por unos miserables calzoncillos.Uno sollozaba sobreactuando, el otro adquiría gesto de cordero y no mostraba la cara. Los ví cercados y me sentí dichoso de la cacería.
Quiero lo que es mío. Nada más. El resto es nada.
¿Qué es y dónde está la justicia?
Preso en esa hecatombe desatada no sentí piedad, ni dí lugar a sentirla;mucho menos lástima.Sólo un profundo asco por sentirme o sentirnos desprotegidos contra la maldad que anida como huevos de anaconda en la textura tosca del corazón humano.
Y estabas ahí, a salvo. Respiré tranquilo.El resto es nada.
No quiero estar así.Pero todo es así.
Mi espada la perdí esta noche.

jueves, 8 de noviembre de 2007


1
sed de piedra:
mi corazón exhala
bichos y mortajas

2
náusea de vacío
repleta
mis vocablos

3
nunca fui
responsable del edén

sobre la tela
la araña se seca terca

4
el reloj grita
todos mis abismos

5
patinan imágenes
porque cuando nada creo
nada soy
nada digo

6
harto del disfraz
tajeo cielorrasos
para morir de luna

miércoles, 7 de noviembre de 2007

(buenos aires, jueves 8 de noviembre,12:30 am)

Inutilidad del campus metafórico. Redes electrificadas para los rebeldes cardúmenes que se resisten al acuario. Paisaje de fondo de mar a oscuras. Tiburones blancos oliendo sangre a kilómetros de distancia. Delfines de tergopol en su danza genital de chillidos leves. Isla en la promontura de las olas encrespadas del ayer que se reproducen como hipocampos de nácar y de estopa.

Hacia la isla intenté el viraje.Crueles las anclas bailaron su pas-de-deux mientras las gaviotas se arremolinaban sobre los escombros de pan durísimo.

Sueño que habito una casa, que tomo un vino tinto leyendo a Patricia Higsmith, que me saco el anillo de plata del dedo anular y lo dejo sobre la blanca textura afelpada de la alfombra.

Extraño: toda la casa está llena de agua.Yo estoy adentro de esa especie de pecera de cotidianeidad humana.

Afuera: ¿quién me mira? No me ahogo, pero no entiendo cómo hay que respirar para seguir viviendo.

islas de humo
en pasiva
lejanía

bajo esta lluvia
soy pez
caminando la angustia

martes, 6 de noviembre de 2007



Nada es ficción en este diario, pero cuando la realidad se acomoda en palabras pareciera no tener límites, y todo se torna difuso: quiero decir, es real y es ficción; y si leo bien, no estoy usando ningún anexo negativo, ningún adjetivo privativo, sino que, por el contrario, simplemente atestiguo lo ambivalente del dominio que intento sobrevolar: la escritura.
Tal vez deba decir de forma tácita que mi escritura es mía y para mí, en primera instancia, y que no necesita clasificaciones de ningún tipo, sobre todo si esas clasificaciones son externas.
En todo caso sólo yo sabría con verosimilitud si lo que armo en palabras está bueno o no, y que no me confundo en usar a estas alturas esos términos marranos de :me gusta-no me gusta.
Me flashea cuando logro una síntesis metafórica que no se torne genérica en el producto creativo (ya se que soy hombre, y que vos sos mujer, pero… la literatura es asexuada).
¡Gracias por tu poema, Claraluz, en verdad siempre soñé con el placer de vivir en la paz de pez!

lunes, 5 de noviembre de 2007

(buenos aires, lunes 5 de noviembre, 2:57 am)

"La peste toma imágenes dormidas, un desorden latente, y los activa de pronto transformándolos en los gestos más extremos" (Antonin Artaud)

A veces la peste toma formas insospechadas, pero lo más complejo es descubrirla cuando habita la interioridad extrema del caparazón humano.
Entonces, los ojos,esos delineados poéticamente - absurdamente- como "espejos reveladores de cada espíritu" ,se tornan , por medio de contorsiones inclasificables,en lúgubres payasos que se mofan todo el tiempo; o es posible que adquieran también la antropomorfía de sanguinosos gusanos redondos que ocultan su veneno letal, o cuchillos brillando bajo la oscuridad del cielo que la luna no ha querido ahondar con su orgasmo de luz.
La peste quema como un trozo de brasa viva del mismísimo infierno entre las piernas; aguarda en el silencio de los pegajosos pelos de las axilas; se disfraza de piel y de caricia; e incluso logra, mediante mecanismos psíquicos de fina sutileza ,establecer vínculos afectivos de los más variados tintes y las más verosímiles actitudes de bondad.
¡Qué destino incierto el de este mundo donde la peste tiñe de hermosos colores las flores de todo jardín que permanece intacto!

domingo, 4 de noviembre de 2007

CORAZÓN BONSAI

mi corazón bonsai
íntegra multitud de horas
ropajes de mujer cruzan la avenida
lacónica tarde mi desmesura de fuego

arde en el andén
la ausencia

mi corazón bonsai
cerradura látex
amapolas del jardín que piso
manos con lenguaje de arlequín

andén de ausencia
que arde

sábado, 3 de noviembre de 2007

(buenos aires, sabado 3 de noviembre,8:40 pm)

Osjar en la guardia del Hospital Ramos Mejía. Azulejos blancos y tubos fluorescentes me lastiman los ojos que parpadean ; preludio de un largo sopor en el que he de caer. Afortunadamente.
Mi crisis-pánica se acentuó estos últimos días.La garganta me raspa como si hubiera estado construída de cuchillos nuevos; el zumbido constante en mis oídos; el temblor de las sudorosas manos que no pueden quedarse quietas de una reconchuda vez y que intentan encontrar reposo agarrando cualquier cosa que se presente como para sostenerse e intentar calmar este bestial impulso de energía sin control posible.
Angustia en mi pecho caliente a punto de ebullir como la lava del volcán, y el dolor punzante en los músculos de mis brazos, los dedos acalambrados, los glúteos endurecidos, la espalda contracturada.
¿Qué es lo que sudece de pronto? ¿Qué maldita y puta cosa no quiere salir concretamente?
Quisiera llorar de espanto y miedo. Tal vez las lágrimas expulsen tanto encierro que asfixia y que da náuseas.
Siempre estar aquí, aguardando que ésto vuelva a suceder. Ay, la repetición del espanto, la instancia soprpresiva de la muerte que juega a que muero de verdad.
Siempre aquí, en un lugar como éste, es no querer estar y sufrir una condena más.


(buenos aires, viernes 2 de noviembre,10:43 pm)

Sentado en el cordón de una vereda de Quilmes lancé de pronto el vómito más opaco y espeso de mi conchuda vida.Una obra de "arte efímero".Y hace tiempo, creo, estaba trabajando en ello, acumulando en el cuerpo organismos extraños y movedizos a la espera de un momento indeterminado que , por azar de la fortuna o el deseo, termina por determinarse cuando uno menos lo espera.Lo dije ya: ¡arte efímero o morir!
Alcohol,comida, pastillas y marihuana: Santísima Trinidad de la noche del jueves que de mi boca saltó al mundo revelando la verdad sin alaridos.Me aparté del mundo y contemplé sin asco lo que mi boca había exhalado sobre las baldozas.
El llanto, las babas y los mocos se conjugaron también en la escatológica ceremonia y fueron parte del encuentro de la bilis con el cosmos.
¿Qué más puedo pedir?
La luna y las estrellas en un cielo esmerilado como nunca antes visualicé otro. Y caras desconocidas mezclándose entre el frenesí de una música livianamente impalpable y el humo del cigarrillo y el ocultamiento de la hierba comunitaria. Idilio de lo lúdico y de lo inconsciente.
Se me acerco de pronto una perra solitaria y hambrienta que me olisqueó sin miedos y me auscultó con sus tristes ojos negros. Entonces le hablé. No recuerdo ahora las cosas que le dije pero supongo haberle revelado secretos que a esta altura del tiempo son hartamente pueriles y gastados.
Luego me parece recordar que regresé en un taxi a través de una autopista, mientras trataba de hilar palabras monocordes y audibles con el conductor. Sólo pensaba en bajar de una putísima buena vez de ese aparato que rodaba y tirarme en mi cama y no saber ya nada.Y eso fue lo que hice; el viaje duró menos de lo esperado y una vez en mi habitación me desnudé por completo, bebí dos litros de agua mineral Villavicencio mientras pensaba en mis azules montañas abandonadas quizá para siempre, siempre,y en un arranque de idiotez arrojé el paquete de cigarrillos sobre mi foto que cuelga en la pared mohosa como una moribunda sombra en tonos naranjas y sepias. ¡Aquel retazo de un instante!
Llamé por teléfono no se a cuántas personas mientras canturreaba algo parecido a un inglés inentendible y que repetía melodías new wave de Blondie:"call me!".
Desperté a alguien que no lo esperaba y que blandamente soportó mis vacuos sollozos de borracho imbécil hasta convertirlos en risas y parlamentos incongruentes. Practicidad de otra alma que me contiene como un huevo pardo en el nido entretejido entre el follaje.
No recuerdo más. La exagerada dosis autoaplicada de clonazepam que circulaba en mi cuerpo como de títere deshabitado adquirió un perfil independiente de mí.
Laxo este cuerpo, ese cuerpo otrora mío, hoy se movió todo el día entre las luces y la multitud de un modo por demás extraño, como un enorme transatlántico que demora mil siglos desde que zarpa hasta hundirse en el acuático horizonte de adelante.

viernes, 2 de noviembre de 2007

jueves, 1 de noviembre de 2007

lunes, 29 de octubre de 2007



(buenos aires, lunes 29 de octubre, 2:59 am)

Como un mono huesudo en su jaula, a la espera de maníes, trocitos podridos de banana o gajitos de mandarina agridulce que los niños me tirarán sonrientes ante la mirada con intensión ridiculizadora de sus padres, así, estoy.
Si bien la jaula tiene una proporción amplia, en el sentido de que me es permitido realizar, espacialmente hablando, con curiosa simpatía hacia los otros mis acrobacias, mi intimidad, en cambio, se ve constantemente amenazada por esos ojos que desde el otro lado de los barrotes objetan,indican o aplauden mi accionar.
Este presente mediocremente kafkiano me atormenta por momentos, sobre todo cuando mi sensibilidad de bestia desterrada de su habitat natural causa efectos de una profunda amargura en mi corazón y caigo, raudamente, en los bajos fondos metafísicos donde sin consuelo, la existencia,el mandato extraño de vivir bajo estas condiciones,me provoca un inconmensurable dolor agudo en el pecho,una agonía sólo comparable al destierro, una promiscua sensación de abandono por parte de mis pares y un justificado odio hacia esta condena expositiva.
Entonces me sumerjo en el rincón más oscuro, frío y alejado de la jaula hundo mi cabeza apretando el mentón contra mi pecho y abrazo mis rodillas ya sin pelos, donde la carne es rosa como la palma de la mano de un recién nacido,y sollozo, en el silencio más descomunal, mi destino de jaula. Mi prisión.
¡Cómo no comprender a los pájaros!
Si yo fuera un ser alado me ahorcaría, hundiría mis propias y afiladas garras en el cuello y expondría con sarcástica mueca de monstruo ante esas miradas hambrientas de risa y de burla,un trozo cuajado y sanguinolento de humanidad podrida.
(buenos aires, lunes 29 de octubre, 2:23 am)

Hay un instante en el que todas las palabras del mundo se unen y son la misma palabra.Unicidad compacta que se reduce a un simple y vulgar conglomerado de sonidos vacíos.No es silencio, no; sólo vacío.Ecos de la nada.Torre de Babel en taquicardia llana.
Y en un pensamiento aislado,la infinitud puede reducirse a una microscópica partícula del tamaño de un grano de arena sobre la superficie de una playa extensa.
¡Reducción: anhelo y conformidad de los dioses!
En este instante quisiera no existir ; vomitar en coágulos de negra sangre pegajosa esta multitud de sombras ambivalentes que denotan los rasgos verticales del perfil de una existencia.
Yo no hablo de morir o de no vivir. Digo, pienso,la posibilidad, la remota y esencial posibilidad de no existir en los planos numéricos y metafóricos con que se han construído estas coordenadas de la naturaleza y el cosmos sutil, impenetrable al entendimiento humano.
No ser, para no pensar, para no sentir, para no vivir, para no morir.

domingo, 28 de octubre de 2007


(buenos aires, domingo 28 de octubre, 6:10 pm)

"¿Ah, quién me salvará de existir? No es la muerte lo que quiero, ni la vida: es aquella otra cosa que brilla en el fondo del ansia como un diamante posible en una cueva en la que no se puede bajar" (Pessoa)

El viento pareciera hablar en un lenguaje de inexplicable obviedad. Retazos de palabras enunciadas en un idioma extraño me llegan,mientras el ruido de la ciudad se agranda como un pulpo de gomaespuma en el fondo de una pileta llena de musgo y gusarapos verdosos.
Frente a mí el obelisco como un tosco dedo huesudo señalando el zenit que a nadie le interesa percibir.
Sin lágrimas en los ojos los días transcurren pasmados y somnolientos, casi sin vértigos que auspicien la aventura crispando la piel.
Sólo una boca ansiosa que chupó la mía anoche, bajo la solemne quietud de la luna, tiene a esta hora del tiempo un significado vagamente feliz.
Ser besado ( o besar) y mirar tus redondos ojos entornándose como una canción novísima, la primera canción hecha,la primera vez que mi boca extasió su sed de cementerio en el túnel de tu boca roja.